Gracias a un tiro libre de Scozzarella, desviado en la red por Gerson, el grito del Tardini estalla por los tres puntos que les regalan la salvación matemática a los cruzados.

El Parma le gana a la Fiorentina por 1-0, subiendo a 41 puntos al derrotar al club violeta gracias al espíritu de equipo, al corazón y la astucia. Una victoria fundamental y decisiva que ahuyenta el miedo. Después de tres saltos históricos hacia delante, no hay marcha atrás: ¡el Parma se queda en la serie A!

Un logro sufrido pero merecido, un objetivo alcanzado a pesar de una vuelta muy sufrida. Un viaje que tiene el aroma de una empresa para un equipo que nunca se ha rendido y que siempre ha estado unido gracias al apoyo de los aficionados y la ciudad. Ahora es el momento de festejar. Gran satisfacción para el entrenador Roberto D'Aversa y sus muchachos, que cumplen la tercera hazaña en tres años: después de ganar dos ascensos, en el primer año en la Serie A, esta salvación histórica.

¡Felicitaciones a los cruzados!!!!!