En Portugal, tras derrotar a los anfitriones por 22-13, los mismos rivales del año pasado, tras el triunfo de hace un año en el Campeonato de Europa, los italianos consiguieron el  primer título mundial de la historia. Ya habían conseguido el título de campeones de Europa, mientras que ahora han llegado al máximo. La selección nacional italiana de baloncesto compuesta por atletas con síndrome de down triunfa en el Mundial en Madeira, Portugal. Una gran satisfacción también para Erreà Sport, patrocinador técnico oficial de la FISDIR (Federación Italiana de Deportes para Minusválidos Intelectual y Relacional).