El respeto por lo clásico va de la mano de la creación de nuevas propuestas y de la búsqueda de inéditas soluciones estilísticas en los nuevos uniformes oficiales que Erreà ha estudiado para la próxima temporada deportiva de Jagiellonia Bialystok, protagonista de Ekstraklasa, la primera división polaca.   El kit de la equipación titular se confirma con su tradicional motivo de amplias rayas horizontales amarillas y rojas con perfiles negros en el borde de las mangas y en la parte inferior del uniforme. El cuello en V en amarillo con borde rojo es esencial. El uniforme tiene un ajuste adherente con todos los logotipos estampados por transferencia.   Innovación tecnológica y fuerte investigación del tejido utilizado, que resulta uno de los hilados más finos y avanzados para el mundo del fútbol. De hecho, el nuevo tejido está formado por una especial trama de colmena compuesta por microcámaras de aire que permiten una menor cantidad de tejido en contacto con la piel, garantizando una extraordinaria ligereza, un notable efecto transpirable y una óptima regulación de la temperatura corporal. El hilado es doble y está compuesto por fibras de diferentes tonos empleadas para lograr el característico resultado “melange”, un efecto claro oscuro obtenido gracias al doble teñido típicamente utilizado para el estilo tiempo libre.   El uniforme de visitante está realizado en un atractivo y agresivo fondo negro, como el cuello, sobre el cual están estampadas unas finas rayas horizontales tono sobre tono en gris antracita, de menor anchura arriba que se van agrandando hacia la parte inferior de la camiseta. El rojo y el amarillo, que evocan los colores del Club, alegran y enriquecen la camiseta con finos bordes a juego que atraviesan el frente y los hombros de la camiseta.   La tercera propuesta es inédita y original, con una base blanca y rayas horizontales estampadas en gris claro. La verdadera protagonista es la banda bicolor amarilla y roja que comienza en el cuello, siempre en V negro, y que corta el uniforme verticalmente para dar movimiento a los gráficos y a la línea estilística.  El ajuste y los modelos son los mismos que en el primer uniforme, así como el tejido B-Hive.