Después de ganar el Campeonato Mundial de Clubes el pasado 2 de diciembre, el equipo azul y amarillo gana también en Turquía la Copa CEV 2019, el único trofeo que todavía le faltaba en la vidriera.

La conquista de este trofeo continental, el más importante después de la Liga de campeones, permite a Trentino Itas volver a formar parte de los ganadores de las Copas Europeas después de ocho años de la última vez y celebrar el18 título absoluto, el segundo de esta temporada. El equipo de Lorenzetti completó en Istambul su labor ya emprendida hace una semana en Trento, asegurándose también el partido de vuelta de la Final en Turquía por 3 a 2 frente al Galatasaray. Después de dos sets muy difíciles en los que los anfitriones habían acorralado a los italianos, la certeza de ganar llegó gracias a la victoria en el tercero y cuarto set y en el tie-break.

"Creo que la experiencia de la final que perdimos en Tours en 2017 ha sido muy útil en el momento más difícil del partido de hoy - comentó después del partido Angelo Lorenzetti - Aquella vez no habíamos estado unidos frente a las dificultades, ahora, en cambio, sí hemos logrado reaccionar como un equipo verdadero, teniendo en cuenta que habíamos jugado muy mal en los primeros dos sets y no habíamos aprovechado muchas oportunidades en los saques. Esta victoria es importante por muchos motivos; claro, no se trata de la Liga de campeones pero en los últimos años no ha sido nada fácil ganar este trofeo y ahora celebramos".