En Rotterdam durante el Campeonato Mundial de Voleibol Sentado una extraordinaria Italia ha derrotado, en un derby entre dos equipos Erreà, por 3-2 (25-18, 20-25, 25-22, 22-25, 15-11) a las locales holandesas, clasificándose para las semifinales. Un resultado extraordinario obtenido por las chicas de Amauri Ribeiro, una auténtica revelación de este tornero. La selección italiana, en su primera experiencia en un Campeonato Mundial ha alcanzado una meta excepcional: en pocos años, ha pasado de los primeros amistosos internacionales a jugar por una medalla de un Campeonato Mundial. El extraordinario camino de las chicas de Ribeiro es la recompensa merecida de las inversiones hechas por la Fipav en los últimos años en Voleibol Sentado. Mañana Italia jugará el acceso a la final por la medalla de Oro contra Estados Unidos. Las otras dos semifinalistas son China y Rusia. ¡Mucha suerte chicas!