El Zenit Kazan conquista por primera vez en su historia el Mundial de Clubes, venciendo por 3-0 contra Lube Civitanova (27-25, 25-22, 25-22).   El Club de Alekno, que viene de 5 Champions en una década, gana el título de campeón del mundo gracias al maravilloso trío: León (cubano), Anderson (norteamericano) y Michajlov (ruso), de otro planeta comparado con los italianos a los que sólo Osmany Juantorena no es suficiente para detener el ejército ruso. El coloso de Kazán no perdona y, tras perder el título hace exactamente un año ante el brasileño Sada Cruzeiro, esta vez se lleva a casa el título bien merecido.   Siete meses después, Zenit vuelve a ganar contra un equipo italiano. En Roma, en la final de Champions League, la víctima del sacrificio había sido Perugia, hoy en Cracovia es Lube quien sale derrotado pero con la frente en alto. Para el Zenit, este es el tercer trofeo de la temporada, tras haber ganado también la Supercopa y la Copa de Rusia. ¡Nuestras más grandes felicitaciones!